Las 15 películas del 2009

por Mauricio González Lara

Mis favoritas del 2009. Sólo enlisto lo que se estrenó comercialmente.

1. Revolutionary road. Expectativas incumplidas, rencores acumulados, engaños compartidos, desolación. La obra maestra de Sam Mendes es algo más que la película más compleja que ha dado el género de “la desesperación callada” de la suburbia gringa: es, sin exagerar, el punto de partida ideal para reflexionar sobre el estado de la pareja clasemediera en esta primera década del milenio. El hecho que esté situada en los 50 sólo la hace más reveladora. Ejecutada a la perfección por un inquietante Michael Shannon, una segura Kate Winslet y un sorprendente Leonardo DiCaprio, quien por mucho da su actuación más sólida hasta la fecha. Dolorosísima.

2. Gran Torino. Mi comentario, “aquí”

3. Los que se quedan. Como ya lo había demostrado en sus obras anteriores, Juan Carlos Rulfo posee la habilidad de revelar la luminosidad que existe detrás de personas tan comunes y corrientes como tú y como yo. Es una enorme cualidad. Como bien señala Ernesto Diezmartínez, crítico de cine, no hay un director en el cine nacional con una mirada más generosa que Rulfo. Una felicitación a Fundación BBVA por hacer posible el proyecto. Ojalá sea el inicio de un nuevo modelo en la industria mexicana.

4. Vals con Bashir. El alucinógeno reencuentro de Ari Folman con su memoria es tan pertinente como desgarrador. La animación transformada en realidad, literalmente.

5. Déjame entrar. Mi comentario, “aquí”.

6. Two lovers (Amantes / Los amantes). Mi comentario, “aquí”.

7. Mr. Lonely. Mi comentario, “aquí”.

8. Arrástrame al infierno. Un vigorizante regreso de Sam Raimi a sus orígenes desmadrosos. La secuencia de la cabra y el demonio bailando fue el GRAN RATO del año.

9. Sinécdoque, NY. Fallida, sí, pero repleta de ideas alucinantes (el Simulacrum, las gotas sustitutas de lágrimas, y un muy largo etcétera). Defectos aparte, Kaufman logra transmitir con delirante inventiva la idea esencial: nada más triste que un hombre que se convierte en el fantasma de sus propias ruinas.

10. Up. El último tercio es business as usual y un tanto desesperante (reto para Pixar: realizar una película que no concluya con una “espectacular” pelea como momento climático), pero los primeros minutos son magistrales en su sencillez: el relato de principio a fin de una genuina historia de amor. ¿A poco no lloraste?

11. Inglorius basterds. La primera secuencia (Brian De Palma meets Sergio Leone) y la lógica del cine dentro del cine de la parte final confirman que, pese a sus fallas, Tarantino es un cineasta mayor que aún sigue en el juego. Shoshana Dreyfus, ¡te amo!

12. Parque vía. Ejercicio minimal negro extremadamente bien desarrollado. El cierre en la cárcel es una joya de humor negro, una carcajada infernal, el final feliz más tétrico del cine mexicano reciente.

13. The hang-over. Los inspirados créditos finales que dan testimonio -o por lo menos alguna idea- de lo que en verdad sucedió en la peda descubren que, tras una fachada de película gringa pendeja, siempre operó un relato emotivo y de estructura complejísima (el Memento de la comedia, pues). Mike Tyson es oro puro. “I can feel it coming in the air toniiiiiight …” Todd Philips es un director muy subvalorado.

14. Happy-go lucky. El instructor de manejo es la película: uno de los personajes más logrados e inolvidables de Mike Leigh.

15. 500 días con ella. La aguda secuencia de pantalla dividida “expectativa/realidad” me hizo olvidar lo molesto y asfixiante de su diarrea referencial “indie”. La date movie del 2009.

TV

Mad men, Breaking bad, Two and a half men.

Decepciones

Avatar. Una de las películas más nacas de la historia. La decepción de Avatar no se centra en la estúpida feria de clichés que pasa como guión (eso ya estaba descontado), sino en su extrañísima carencia de momentos wow! ¡Beowolf es más espectacular!

Enemigos públicos. Vacía y reiterativa. Michael Mann es un maestro, pero le urge una renovación que pase por otros aspectos que no sean el mero impresionismo visual.

Los abrazos rotos. Sería aburrida aún si le quitaran los 40 minutos que le sobran. Con todo, Almodóvar sigue ahí, en transición. La próxima, espero, nos sorprenderá a todos.

2 comentarios to “Las 15 películas del 2009”

  1. El gran final de Ratatouille no es una batalla sino “la crítica de la crítica”. El Triunfo. La “batalla” por dominar la cocina por parte de las ratas no es tal, no es “batalla”, son los famosos esquiroles.

    Y Wall-e un poco, porque aunque sí hay una batalla, es en realidad una guerrilla donde el comando guevarista da el golpe de estado al autómata dictador. Y aún a pesar de eso creo que el momento clímax es más bien la robot Eva tratando de restaurar a Wall-e

    Soy demasiado fan de Pixar para no comentarlo, saludos Mauro, también soy fan tuyo, Feliz Año

  2. Feliz año Armando y gracias por los comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: